Internet en tiempos de la pandemia

Difícilmente podremos olvidar este año 2020, cuando todo el mundo se vio a merced de una pandemia que nadie esperaba, y que al final acabó por afectar a todo el planeta. Ha sido sin duda un tiempo lleno de dificultades, de las que en estos momentos todavía no nos hemos liberado, y que nos ha hecho aprender cosas nuevas, descubrir cosas antiguas, e intentar cambiar nuestra realidad con lo que teníamos a mano, intentando seguir viviendo nuestro día a día de forma diferente, pero con las mismas herramientas de siempre.

Y aunque ya sabíamos que internet era una herramienta universal, eficaz y con utilidades que aún no podíamos ni imaginar, casi podríamos decir que se ha convertido en «la herramienta», con mayúsculas. Ha sido la vía para comunicarnos con seguridad, para poder realizar el teletrabajo, para poder terminar todos los cursos lectivos que quedaron en suspenso por el confinamiento… Y, cómo no, ha sido el responsable de que pudiéramos llenar nuestras horas vacías de toda clase de entretenimiento que se nos pudiera ocurrir; eso ha sido bastante claro, no sólo por el colapso que ha sufrido en algunos países, sino por la cantidad de visitas en aumento que las páginas web han recibido durante todas estos meses.

Y es que la red de redes es sin duda la mayor fuente de entretenimiento del planeta, sin ningún género de dudas. Bien, se podría tirar de humor fácil, y recordar que para llegar a esta conclusión no había más que ver la gran afluencia de visitas que normalmente tienen las webs de juegos, de humor, de streaming…  y por supuesto, las de porno online. Bueno, no hay que negarlo, sobre todo entre la juventud, el acceso a pornografía gratuita y en gran cantidad ha sido uno de sus mayores atractivos, y no dudo de que lo ha seguido siendo. La oportunidad de ver a jovencitas xxx en plena acción, vestidas o desnudas, practicando sexo o provocándolo, es una tentación grande para los varones de todas las edades (y también para algunas hembras, por supuesto, en el caso de que sean boyeras). Aunque bueno, hay que reconocer que ya no son sólo las rubias veinteañeras quienes ponen el mundo del porno patas arriba, porque últimamente las maduras, las latinas, y hasta las transexuales están ganando terreno… bien, todo esto es cuestión de gustos, por supuesto.

Pero no, es injusto a estas alturas hablar sólo del porno en línea como la única fuente de entretenimiento online. Hay tantas cosas para no aburrirse en internet como ideas se pueden tener; lo que quiere decir que unas pueden ser muy normales, otras verdaderas tonterías, y otras realmente curiosas. Entre todas forman una oferta ingente de opciones, y lo que se ha demostrado durante estos meses de confinamiento es que las hemos debido de encontrar todas, o casi todas.  Y desde luego, las que no habían sido inventadas o descubiertas, lo han sido durante este tiempo, en un derroche de imaginación sin igual en toda la historia de la red de redes.

La principal ventaja es que hemos llegado a un punto en el que internet es una verdadera herramienta que podemos adoptar en nuestro día a día y que, además, no entiende de edades.  Esto hace que sus límites sean difíciles de adivinar, si es que los tienes; desde luego, ya eran difíciles de avistar antes de todo esto lío de la pandemia, y ahora, todavía más. Así que estaremos atentos a las novedades, que seguro una vez salgamos de este período tan difícil, no dejarán de sorprendernos y de encantarnos.

Deja un comentario